El mundo de Allá. Los niños perdidos (I)

Se supone que de entre los objetivos por los que una se dedica a esto de trasladar a soporte físico el imaginario que le bulle por dentro, uno de los principales debiera de ser el de alcanzar una cierta autosuficiencia económica. Lo que viene siendo vender cuadros, vaya… Otros objetivos igual de respetables podrían ser intentar que a una no le estalle la cabeza como consecuencia de la presión interna, expresarse, liberarse, evolucionar, alcanzar un cierto reconocimiento de crítica y público, mantener la cordura, ser razonablemente feliz… cositas así.

El mundo de Allá_ El gran Castillo_(29x40 cm_Plumilla técnica y collage sobre papel)

Vender cuadros también puede resultar muy útil para seguir cabiendo en casas como la mía, de esas con capacidad de almacenamiento finita y, de ese modo, evitar ultimátums del resto de miembros de tu unidad convivencial tipo “…o te deshaces de algo de esto o vas por la ventana tú y tus puñeteros cuadros, que aquí ya no se puede ni andar…”

Bueno. Pues ni por esas. Resulta que  echo en falta todos y cada uno de los cuadros que con mucho trabajo he podido ir vendiendo durante los últimos años. No es que me arrepienta, ni mucho menos: vender cuadros me carga las pilas a tope, pero no puedo evitar sentir el vacío que dejan. Exagerando, es como el síndrome que sufren las víctimas de amputaciones, ese según el cual te puede llegar a doler un miembro que en realidad ya no tienes.

De modo que para consolar esa ausencia recurrente he decido homenajear a algunos de mis “niños perdidos” y de paso agradecer a sus “secuestradores” su extraordinario gusto y criterio. Al pie de estas lineas La casa roja y un poco más arriba El Gran Castillo. Ambos formaron parte de la exposición de 2006 El mundo de Allá y viven una vida mejor en la colección particular de N.L. ¡Gracias N.L!

El Mundo de Allá_La Casa Roja_(27,5x32 cm_Plumilla técnica y acuarela sobre papel)

¿Y  ustedes qué? ¿También les pasan estas cosas? Cuenten, cuenten…

Anuncios

Acerca de isabel mancebo balda

Soy dibujante, eso es lo que soy.
Esta entrada fue publicada en EL MUNDO DE ALLÁ, Obra y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El mundo de Allá. Los niños perdidos (I)

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. Pingback: El mundo de Allá. Los niños perdidos (II) | isabelmancebobalda

  3. Pingback: El mundo de Allá. Los niños perdidos (III) | isabelmancebobalda

  4. Pingback: El Mundo de Allá. Los niños perdidos (IV) | isabelmancebobalda

  5. Pingback: Euskonews nº 566. | isabelmancebobalda

  6. Pingback: Los niños perdidos (VII). Señorita Fontana di Trevi. | isabelmancebobalda

  7. Pingback: Gentes de allá. « arkimia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s